Sandra Mozarowsky, demasiado joven para morir, demasiados secretos

El otro día volví a escuchar el nombre de Sandra Mozarowsky. Hubiera matado por charlar con ella, en vida o después de muerta, que me han dicho que también se puede. La escritora Clara Usón (Barcelona 1961) ha escogido a la actriz española para montar el puzzle de su última novela, El asesino íntimo (Seix…

Jazmín Beirak, la diputada de Podemos que adora a Hannah Höch

En las paredes de la casa de Jazmín Beirak Ulanosky apenas hay cuadros. Destaca una pintura y una escultura de su madre, Bibiana Ulanosky, y dos reproducciones de montajes de Hannah Höch, quizá la mujer que más activamente participó en el movimiento Dadá. Hace un siglo, aquella artista alemana peleó con sus fotomontajes y collage…

La escobilla, esa oda al deseo

No busquen aquí un fetichismo cerdo. O sí. En esto de las parafilias me pierdo en la primera curva. Se que hay personas que se excitan frotándose con los picos de una mesa Schroeder o acariciando un Chester firmado por Risto. Me lo contó David Arnanz y para mí es verdad de la buena. Y…

Esta tierra ya tenía un crimen

A la crónica negra le gusta señalar unas coordenadas. Nadie tiene la culpa –solo la maldad humana­– de que haya pueblos cuyo nombre quede pirograbado para siempre por la desgracia. En las últimas horas solo deseo que Las Hortichuelas, Las Negras o Rodalquilar (y sus paisanos) sigan siendo sinónimo de lugares especiales donde la palabra…

Las arrecogías

Allí había presas comunes, mujeres de mala fama, prostitutas, rateras… todas obligadas a reformarse, apartadas de las calles y recluidas aunque algunas fuesen menores de edad. Y también había presas políticas, acusadas de ser conspiradoras liberales. Juntas todas, arrecogías en el Beaterio de Santa María Egipciaca (Granada), en las oscuras estancias de una institución religiosa…

Mi madre y la huelga de mujeres

No sé si mi madre, una pensionista de 81 años, hará huelga mañana. Me figuro que, como casi todos los jueves, echará las prendas sucias, suyas y de mi padre, a la lavadora; irán los dos juntos a comprar pan y algo de verdura, y a pasear un rato por El Retiro. Ella cocinará y…

Y Niño de Elche lo vomitó todo

Niño de Elche no está gordo. Lo que pasa es que se ha comido los poemas fonéticos de Hugo Ball, los cantos gregorianos de la misa tredentina, a Aristoteles por seguiriyas, la bomba gitana de Lola Flores, a Pepe Marchena, media Gran Vía zarzuelera y tanguera, una deconstrucción de García Lorca y la voz lisérgica…

La arquitectura franquista como bisturí

A lo mejor es el momento de poner en evidencia la arquitectura del franquismo. Es verdad que hablamos sin parar del Valle de los Caídos, de las estatuas, de los nombres de las calles y en la actualidad del pazo de Meirás –en este caso no porque se levantase durante la dictadura sino por los…

Anna Gabriel va de retro

En la cabeza está el asiento del alma aunque algunos filósofos de la antigüedad pensaban que estaba en el corazón. ¿Y en el peinado? En la cabellera se encuentran los códigos vinculados a un contexto social, cultural, histórico… pero sobre todo está el cómo queremos que los demás nos interpreten. Cuando el otro día se…

La hora feliz de Mariano R.

Las manecillas no marcan las diez y diez. Nos han contado que esa posición de las agujas es psicológica, que parece una sonrisa, una uve de la victoria. Que si aparece otra hora en el anuncio, el reloj no nos gustará tanto. Humo. Para Mariano, la happy hour está más cerca de las dos y…